miércoles, 19 de diciembre de 2012

Crema Pastelera Rápida y Fácil


Un poquito de historia...
 La crema (galicismo de crème) es una familia de preparaciones con una consistencia cremosa, que más comúnmente se refiere a un postre o a una salsa de postre, pero también puede prepararse para ser usada en comidas saladas. Se elaborada a partir de leche y huevos, espesadas con calor.
Como postre, se hace a partir de una combinación de leche o nata, yema de huevo, azúcar y saborizantes tales como la vainilla y la canela. Si se quiere dar más consistencia a la crema, se añade harina, maicena o gelatina, .
 En la cocina francesa, el término crème se refiere en primer lugar a la crema de leche o nata, por lo que es siempre necesario añadir otra palabra que precise su uso.
La crème pâtissière es el equivalente de la crema pastelera española. Su consistencia más espesa se obtiene añadiendo harina o maicena durante el proceso de cocción.
                                                                                                   (Wikipedia)
Ingredientes:
  • 400ml de Leche
  • 200ml Nata
  • 3 yemas de Huevo L
  • 6 cdas Azúcar (100gr)
  • Canela
  • Cáscara de Limón (sólo un trocito)
  • 2 cdas Maicena (30gr)
  1. Ponemos a hervir en un cazo, a fuego medio, 300ml de leche junto con la nata, el azúcar, la canela y el trocito de cáscara de limón. Llevamos a ebullición y separamos del fuego. Reservamos.
  2. Por otro lado mezclamos las yemas con la maicena y el resto de la leche.
  3. Retiramos la cáscara de limón de la mezcla que hemos llevado a ebullición y juntamos ambas mezclas en el cazo.
  4. Volvemos a poner al fuego, ahora bajito, sin parar de mover hasta que rompa a hervir, apagamos el fuego y dejamos enfriar.
Lista para preparar tus postres preferidos!

Fuente: Cocinerando

martes, 18 de diciembre de 2012

Base de masa crujiente "MultiUsos"

Ingredientes: (Para un molde de 25cm o varias tartaletas)
  • 250gr de Harina de trigo
  • 125gr de Mantequilla sin Sal (bien fría, cortada en cubitos)
  • 2-3 cdas de Agua fría
  • 1 Pizca de Sal

  1. En un bol grande, mezclamos la mantequilla y la harina con la punta de los dedos hasta que parezca pan rallado. Añadimos una pizquita de sal. (Si el relleno va a ser dulce, omitir la sal)
                                                                                                                          
  2. A continuación, vamos añadiendo el agua y mezclamos hasta que se convierta en una masa elástica. Tapamos con film transparente y dejamos reposar en la nevera 30 min.
  3. Una vez pasados los 30 minutos y con la masa fría, esparcimos un poco de harina sobre el banco de la cocina (limpio y seco) y hacemos un círculo con la masa, de unos 30 cm. de diámetro, ayudándonos con el rodillo.
  4. Engrasamos ligeramente un molde desmontable y lo rellenamos con la masa, cubriendo bien toda la superficie del molde, recortamos los bordes sobrantes.
  5. Horneamos a 180ºC, durante 15 minutos hasta que los bordes empiecen a tostarse; entonces bajamos la temperatura a 150ºC y horneamos 5 minutos más.
Y ahora ya a dejar volar la imaginación! Podemos rellenarlas con una mousse, con frutas, hacer una quiche...